Logo GDF
CDMX
Logo SEDEMA

Lluvia ácida

La combustión de los automóviles produce cantidades importantes de óxidos de nitrógeno (NOX), mientras que la presencia de pequeñas concentraciones de azufre en la gasolina y el diesel contribuyen a la emisión de dióxido de azufre (SO2). Ambos contaminantes son precursores de la lluvia ácida. espacio

La lluvia ácida produce daños en la vegetación, ya que incrementa la acidez en los suelos modificando su composición. Disuelve los nutrientes esenciales para las plantas y árboles, provocando daños en algunos de sus tejidos y haciendo que sean más vulnerables a la invasión de plagas. espacio

La lluvia ácida provoca que el pH de los lagos, ríos y estanques tenga un nivel inferior a 5.6, lo que se conoce como acidificación. Esto dificulta el desarrollo de la vida acuática afectando la cadena alimenticia. espacio

La acidez natural del agua de lluvia es de 5.6 aproximadamente en la escala de pH, gracias a la presencia de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. espacio

Los compuestos químicos de la lluvia ácida son corrosivos, pueden llegar a disolver los materiales de las edificaciones, esculturas y monumentos. Además pueden causar que la pintura de los automóviles y edificios se desprenda. espacio

La lluvia ácida se forma cuando el dióxido de azufre (SO2) y los óxidos de nitrógeno (NOX) se oxidan en la atmósfera al reaccionar con el agua para formar el ácido sulfúrico y ácido nítrico; esta reacción provoca que el pH natural del agua disminuya y se acidifique.
espacio
La lluvia ácida tiene efectos dañinos en la vegetación y en la infraestructura urbana, principalmente.
espacio

Las emisiones volcánicas son la fuente natural más importante de compuestos acidificantes, ya que contienen dióxido de azufre (SO2), ácido sulfúrico (H2SO4), ácido clorhídrico (HCl), ácido nítrico (HNO3) y ácido fluorhídrico (HF).
espacio

Los contaminantes que la industria emite a la atmósfera contienen compuestos como el dióxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOX), ambos importantes precursores de la lluvia ácida. Algunos procesos pueden emitir también ácido clorhídrico (HCI) y ácido acético (C2H4O2), los cuales incrementan la acidez de la atmósfera.
espacio